Estudio sobre la asimetría cerebral y la diferente progresión de la enfermedad de Parkinson

Investigadores/as de la Universidad de Padua en Italia han publicado recientemente en la revista Movement Disorders un artículo que busca desvelar la incógnita de la conocida asimetría de los hemisferios del cerebro en cuanto a la pérdida de las neuronas dopaminérgicas y poder descubrir si esta asimetría puede o no estar vinculada a desarrollar una progresión de la enfermedad de Parkinson (EP) con más efectos cognitivos o por lo contrario con más efectos motores.

En este estudio, por primera vez, se ha investigado la relevancia de la asimetría del transportador de dopamina (DAT) en las manifestaciones cognitivas y motoras al comienzo y tras 4 años de progresión de la EP sin tratamiento farmacológico. Para ello, se identificaron 249 personas diestras con EP con una asimetría basal superior al 20% en la unión del transportador DAT. De las personas participantes, 143 tenían asimetría predominante a la izquierda (EP-izquierda) y 106 en el lado derecho (EP-derecha); y los compararon con 196 personas “controles” sanas. Todas las personas del estudio tuvieron un seguimiento entre 2 y 4 años, donde se les examinaron datos clínicos, cognitivos y de imagen.

Los resultados obtenidos mostraron interesantes diferencias entre las personas con EP-izquierda y EP-derecha. En cuanto al grupo EP-izquierda, al inicio del estudio, mostró un peor desempeño en la prueba de a

tención y velocidad de procesamiento que el grupo de EP-derecha. Estas diferencias se mantuvieron durante el seguimiento, disminuyendo con el tiempo en ambos grupos. Por el contrario, el grupo de EP-derecha mostró un mayor deterioro motor al inicio del estudio, que aumentó a lo largo de 4 años. La unión de transportador DAT estriatal disminuyó con el tiempo en ambos grupos, pero el grupo de EP-derecha mostró una disminución más pronunciada, particularmente durante los primeros 2 años de seguimiento. Finalmente, la asimetría que se evaluó y percibió al inicio del estudio se mantuvo a lo largo del tiempo.

De esta manera, el equipo investigador del estudio concluye que estos hallazgos sugieren que la pérdida de neuronas dopaminérgicas, dependiendo del hemisferio en el que sea predominan

te, influye de manera diferente en el rendimiento cognitivo y motor de la EP, así como en la progresión. Por lo tanto, la pérdida predominante en el hemisferio derecho se asocia con una mayor gravedad motora, mientras que si es más pronunciada en el hemisferio izquierdo afecta las manifestaciones cognitivas al inicio y su progresión.

 

Resumen realizado por Maitane Núñez:
Maitane es voluntaria de la Federación Española de Párkinson. Ella es licenciada en Bioquímica y Dra. en Biología Molecular y Biomedicina por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU). Posee más de 8 años de experiencia como investigadora, además de experiencia en divulgación y comunicación médico-científica. Actualmente su carrera profesional está orientada a los departamentos médicos de la industria farmacéutica proporcionando conocimiento y asesoramiento científico a la comunidad médica.

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email